Algunas ideas para abordar la enseñanza de ecuaciones en las clases de matemáticas

Luego de la introducción al proceso álgebra, desde finales del primer ciclo de básica, los estudiantes a partir de sexto básico comienzan a resolver ecuaciones que son un poco más complejas. Para resolver ecuaciones, si bien hay  varios métodos para que los estudiantes logren los aprendizajes esperados,  lo que nunca debe faltar, es que el estudiante comprenda cabalmente que significa resolver una ecuación. Para ejemplificar lo anterior, muestro el siguiente ejemplo:

Si el estudiante debe resolver la ecuación X + 4 = 12, antes debe comprender que está buscando “cierta cantidad, que al sumarlo con cuatro, se obtiene  como resultado doce”.

El desarrollo adecuado de  esa habilidad, le permitirá llegar fácilmente a la conclusión que “que esa  cierta cantidad” que estaba buscando es:     X = 8

Luego de comprender esto, podrá incorporar como consecuencia los típicos algoritmos que se enseñan en el colegio para resolver una ecuación de primer grado con una incógnita.

Un paso siguiente en el proceso de aprendizaje de la resolución de ecuaciones es avanzar hacia la evaluación de la pertinencia de una solución dada. Habitualmente luego del aprendizaje de los algoritmos para resolver ecuaciones, en la siguiente clase de matemáticas se enseña de inmediato a resolver problemas de planteo, lo que a mi juicio complica en buen aprendizaje.

Lo recomendable es que el profesor platee situación tales como la siguiente:

“Es X = 4 solución de la ecuación  2X + 6 = 14”. Esto le ayudará a reforzar su comprensión acerca de los alcances de resolver una ecuación.

Luego de este paso, es recomendable que el profesor platee al estudiante situaciones tales como la siguiente:

Ejemplo: Utilizando todo los aprendizajes acerca de la resolución de ecuaciones, “crea una ecuación cuya solución sea X = 3”

Es interesante que como profesores, busquemos en nuestras clases de matemáticas alternativas para que nuestros estudiantes logren mejores aprendizajes, teniendo claro que no todo estás en los libros, sino que nuestra experiencia cuenta, cualquier recurso o innovación que apliquemos, si tiene un objetivo y una justificación, está bien.

Como aporte, dejo una guía relacionada con articulo que puede ser usada en una clase de matemática, para descargarla, debe hacer clic acá.

Saludos, Patricio Figueroa M.