El pasado lunes 11 de enero, INE publicó el Anuario de Estadísticas Vitales 2018. Durante el 2018 hubo un total de 221.731 nacidos vivos en Chile, es decir, 2.545 bebés más en comparación con el 2017. Lo destacable de estas cifras es que rompe la tendencia hacia la baja de la cantidad de nacimientos de los últimos cuatro años.

De ellos, un 14% nació de madres extranjeras, lo que marca un crecimiento respecto al año anterior, cuando ese porcentaje llegó a 9,3%.

Del total de madres extranjeras, las mujeres de origen haitiano fueron las que más nacimientos aportaron (21,1%), seguidas de las mujeres peruanas (14,7%).

La tasa global de fecundidad (TGF) del país -que se interpreta como el número de hijas e hijos promedio que tendría una mujer durante su vida fértil (15 a 49 años)- fue de 1,56. Esta cifra está bajo el nivel de reemplazo generacional, que se estima en 2,1 hijos por mujer. En tanto, la tasa especifica de fecundidad (TEF) en la edad adolescente (15 a 19 años) volvió a reducirse, alcanzando 23,2 nacimientos por cada 1.000 jóvenes entre 15 y 19 años.

Atte. Patricio Figueroa M.

Fuente: www.ine.cl/prensa