Compartir:

La diputada Cristina Girardi del PPD presentó un proyecto de ley que establece que los establecimientos educacionales no podrán obligar a los estudiantes a usar uniformes escolares durante 2021.

Según Girardi, esto evitaría imponer un gasto extra a los hogares de los escolares, además, el uniforme no determina una mejora en la educación.

De acuerdo encuesta de Prepuestos Familiares (julio 2016 – junio 2017) realizada por el INE, el gasto promedio en los hogares por concepto de uniformes en $72.566.

Historia del uniforme escolar

A comienzos del siglo XX, una de las primeras tareas que el Estado se atribuyó, en relación con la educación, fue organizar una nueva rutina escolar que regulara las actividades cotidianas y los hábitos de las y los estudiantes. El uso del uniforme fue uno de los elementos que configuraron esta nueva rutina. Se introdujo en 1931, en el gobierno de Carlos Ibáñez del Campo, quien impuso que las instituciones de educación primaria y secundaria debían establecer obligatoriamente tenidas uniformadas para los estudiantes.

La llegada de los pingüinos

Cuando sí se produce un cambio significativo en el vestuario de los estudiantes es con la reforma educacional de 1965 del presidente Eduardo Frei Montalva. En ella se establece un uniforme escolar único para todas las instituciones educacionales, fuesen públicas o privadas.

Para los hombres, pantalón gris con camisa blanca, originalmente, que después varía y puede ser celeste o blanca, y la chaqueta que en un comienzo era de lanilla y sin solapa, hasta fines de los 80, cuando cambia por el vestón que hasta hoy se conoce.

En el caso de las mujeres, el jumper, que en un comienzo llevaba una falda tableada y cinturón. 

Nuevos tiempos

En 1996, un decreto ley firmado por el presidente Eduardo Frei Ruiz-Tagle suspende el uso de un único uniforme escolar obligatorio en los establecimientos reconocidos oficialmente. El objetivo es “impulsar una gestión educativa más autónoma y que los colegios tengan la posibilidad de representar en su vestimenta características propias de su identidad institucional”, explica Pía Montalva. Cada escuela entonces podrá implementar un uniforme, siempre que sea económico y no ostentoso.

Opinión de profesores y apoderados:

En www.matematicas.cl se realizó una encuesta dirigida a quienes visitan habitualmente la página o sus RRSS. El objetivo fue saber la opinión de los cibernautas al respecto, principalmente de los profesores. Esta encuesta la respondieron 436 personas.

Veamos los principales resultados en gráficos:

Atte. Patricio Figueroa M

Fuente: revistamujer.cl