El número capicúa es una cifra que puede leerse de la misma forma de izquierda derecha que de derecha a izquierda. La lectura del número siempre va a ser idéntica. La palabra capicúa como tal viene de la expresión catalana «cap i cua», que significa «cabeza y cola». De la misma forma, los números capicúas también se les conoce como números palíndromos. En el caso de esta última denominación proviene del griego «palin drome», que significa «que recorre  a la inversa», aunque se suele usar más a usarse en palabrar o frases.

Los números capicúas y creencias populares

Las personas supersticiosas piensan que las fechas que están en números capicúas tienen cualidades caracteríticas o funestas o que dan buena suerte. Por ejemplo, el día 20 de febrero del año 2002 (20-02-2002) fue reseñado en la prensa mundial, ya que el fenómeno de una fecha capicúa se presentaba luego de casi 1000 años, siendo la última vez que se produjo el día 11 de noviembre del año 1111 (11-11-1111).

En la Grecia antigua se daban a estos números propiedades místicas, considerando que podía ser responsables de catástrofes naturales o incluso del fin del mundo.

En el momento en que un número capicúa aparece en boletos, billetes o cualquier clase de objetos se considera de buena suerte por algunas culturas.

La mayoría de los usuarios tiene la creencia que la rareza de los boletos de la lotería, le daría al poseedor algún tipo de premio a lo largo del día. Aún hoy son considerados de gran valor por los coleccionistas.

Muchos usuarios piensan que la rareza de los boletos, le da al poseedor alguna clase de premio durante el día. Todavía hoy son muy valorados por los coleccionistas.

El «666» es el número anticristiano, que aparece en el libro de la Biblia, llamado Apocalipsis, y se asocia a la maldad y lo demoniaco.

Atte. Patricio Figueroa M.