Las masivas protestas y el descontento social que se manifiesta en Chile durante los últimos días motivaron al destacado científico chileno del MIT, César Hidalgo, para crear “Chilecracia”,  plataforma experimental de participación digital “para priorizar información sobre demandas ciudadanas”.

Esta plataforma y su información, es un interesante recurso que podemos utilizar para explicar a nuestros estudiantes en datos cuando nos preguntan ¿Qué está pasando en nuestro país?, además de servirnos para abordar los OA relacionados con Probabilidad y Estadística a partir de datos reales y recientes, contextualizando sus aprendizajes.

“Chilecracia no es un partido político, o un mecanismo de participación oficial. Es un simple esfuerzo ciudadano para organizar y rankear preferencias sobre distintas demandas sociales. Chilecracia nace en un contexto de descontento e incertidumbre. Lo que pretende es contribuir a la conversación nacional agregando información sobre demandas sociales que luego pueda distribuirse de manera pública, tanto a la ciudadanía como al gobierno”.

Así, este experto en big data e informática genera una instancia de participación ciudadana tan requerida en este momento en el país, entregando una primera cuantificación a partir de datos objetivos. A futuro, sistemas similares a este, se debería de usar para obtener más información acerca de las demandas e inquietudes de los ciudadanos, de modo que la actividad política no se aleje tanto de quienes los eligen  para que los representen. Le invito a leer articulo anterior acerca de Cesar Hidalgo REEMPLAZAR  A LOS POLÍTICOS POR INTELIGENCIA ARTIFICIAL.

¿Cómo funciona Chilecracia?

Es un sistema de ranking de preferencias que incluye 4.005 pares de opciones. Del total de 90 ítems (demandas de la ciudadanía), en cada voto se enfrentan solo 2, entre los cuales debe elegirse uno. Una vez que se vota la preferencia, otro par de ítems aparece para una siguiente votación, y así sucesivamente.

El límite de votos por persona es 4.005, que corresponde al total de pares existentes. Sin embargo, los usuarios que participan de las votaciones acceden solo a una pequeña fracción de las opciones posibles debido al tiempo necesario para cubrir el total.

El resultado de las selecciones es usado para crear una red de preferencias que se utiliza para establecer rankings de prioridades. Estos rankings de prioridades pueden ser luego analizados según diversas variables (sexo, edad, región, preferencia política).

Así se eligieron las 90 demandas incluidas:

Las primeras 90 temáticas incluidas en Chilecracia fueron recopiladas de consultas a ciudadanos/as y expertos/as de diversas tendencias políticas y sectores sociales, como también de propuestas compartidas por redes sociales. En el futuro podremos agregar mecanismos para que la ciudadanía pueda hacer llegar otras opciones.

Este es el algoritmo que usa:

El algoritmo que usa Chilecracia se llama TrueSkill1. Este algoritmo es similar al sistema de puntuación Elo, usado para rankear a los ajedrecistas que juegan a nivel competitivo. Cada vez que un par se compara, el algoritmo le otorga puntos al ganador y le quita al perdedor, ponderando los puntos a otorgar o quitar según qué tan distinto es el ranking actual entre éstos.

El destino de los datos:

En el futuro, los datos de Chilecracia serán puestos a disposición del público, accesibles para todo aquel que quiera utilizarlos. Cabe destacar que Chilecracia no recoge datos personales y toda participación es anónima.

¿Es una encuesta representativa?

No, es un sistema de ranking preferencias con 4.005 pares de opciones. En el futuro podremos agregar mecanismos para que las personas sugieran opciones.

Para ingresar a chilecracia, haga clic aquí.

Así van los resultados:

Atte. Patricio Figueroa M.