Relevancia del uso de material concreto en la enseñanza de matemáticas

Red de Matemáticas

La enseñanza de las matemáticas parte del uso del material concreto porque permite que el mismo estudiante experimente el concepto desde la estimulación de sus sentidos, logrando llegar a interiorizar los conceptos que se quieren enseñar a partir de la manipulación de los objetos de su entorno. Como dice Piaget: “los niños y niñas necesitan aprender a través de experiencias concretas, en concordancia a su estadio de desarrollo cognitivo”.

La transición hacia estadios formales del pensamiento resulta de la modificación de estructuras mentales que se generan en las interacciones con el mundo físico y social. Es así como la enseñanza de las matemáticas inicia con una etapa exploratoria, la que requiere de la manipulación de material concreto, y sigue con actividades que facilitan el desarrollo conceptual a partir de las experiencias recogidas por los estudiantes durante la exploración.

A partir de la experiencia concreta, la cual comienza con la observación y el análisis, se continúa con la conceptualización y luego con la generalización.

En vez de trabajar con material concreto, lo que hacemos en la mayoría de las ocasiones, es introducir rápidamente al estudiante en un mundo donde sin pasar por lo concreto, pasamos a lo pictórico y luego a lo simbólico, pero esto no es significativo para el estudiante, y a mi juicio es donde un porcentaje importante de ellos “se desvinculan de la matemáticas” para en lo años posteriores casi solo apelar al recurso de la memoria para aprobar la asignatura de matemáticas y por último al cursar 8° básico o Enseñanza Media nos preguntas ¿y para qué estudio esto? Y vaya que tienen razón desde su perspectiva.

Ejemplos concretos de como usar materiales concretos para el desarrollo de habilidades matemáticas desde preescolar hasta primer ciclo de básica:

Continuación o creación patrones: uso de bloques lógicos de colores (rojo, amarillo, verde, azul, rojo, amarillo,….)

Cuantificación: uso de cualquier elemento que le permita realizar esta actividad (porotos, lentejas, lápices, botones)

Cantidad numeral: botones, lápices, los mismos estudiantes, etc.)

Comparación de cantidades: a través de botones, legumbres, palitos, etc.)

Valor posicional: ábaco, juegos de dinero, legumbre.

Resolución de problemas en preescolar: Se puede usar un cordón con botones y se plantea el problema. Pablo tiene cinco manzanas y regalará dos ¿cuantas manzanas le quedarán?

Plano cartesiano: en el patio cuadricular un área y luego pedir a los estudiantes que se desplacen (dos espacios a la izquierda y tres hacia arriba y preguntar ¿Cuál es tu posición?

Tes espacios a la izquierda y uno hacia abajo ¿en qué posición te encuentras? etc.

 

En concreto es interesante analizar OA por OA y luego proponer las actividades y los materiales que pueden servir para que los estudiantes logren lo esperado.

Atte. Patricio Figueroa M.